Una activista cristiana que fue arrestada por las autoridades de Irán y puesta en la peor cárcel de la nación fue liberada recientemente.

Irán libera a ex musulmana convertida a Cristo luego de ser torturada en la cárcel
Mediante cartas y Twitter su caso le dio la vuelta al mundo.
Fatemeh Mohammadi, de 21 años, se convirtió al cristianismo y desde allí se le acusó de alterar el orden publico al estar cerca de protestas en una plaza concurrida de Teherán.

Ese mismo día, luego de su arresto, ella publicó varios tuits donde alertaba a su gente a la “represión suave” que estaba naciendo en contra de las creencias religiosas de los ciudadanos; pues denunciaba que las autoridades hacen “falsas creencias en una cobertura selectiva de noticias”.

A ella la han arrestado varias veces. En algunas ocasiones por el uso incorrecto de su hijab y también por reunirse de manera clandestina con otros creyentes en una casa.

Asimismo, contó por medio de una carta los abusos y agresiones que sufrió mientras estaba detenida. Ella afirmó sufrir torturas estando en una cárcel de mujeres.

Esta misiva se le hizo llegar al Ministro de Inteligencia de Irán, a quien se le acusó de atacar a los cristianos y violar la constitución; allí habló a los cristianos que niegan su fe por temor a los daños hacia su persona.

Christian Concern confirmó que Mohammadi está en libertad bajo fianza días antes de su audiencia en la corte; el precio de su fianza es de $2.250.

En Irán, si un musulmán se convierte al cristianismo puede llegar a ser atacado por su fe, hasta llegar al punto de ser arrestado.

Actualmente, este país ocupa el puesto n° 9 en la lista de los países más perseguidos por la fe cristiana según la Lista Mundial de Vigilancia 2020 de Open Doors.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *